Destacado

    Brenda Caballero

    Números Rojos

    ¡No quiero que sea una cifra más! ¡No quiero que me lo entreguen embolsado! Son las palabras de la señora María del Pilar al pedir que le devuelvan a su esposo Marcos Miranda Cogco.

    Marmiko, como también es conocido, fue levantado a unas cuadras de su casa el día de ayer, cuando llevaba a su pequeña hija de 9 años a la escuela primaria. Por testigos que presenciaron el evento, se conoce que fueron dos sujetos a bordo de un vehículo color blanco, el cual previamente lo chocaron, para subirlo a la fuerza con rumbo desconocido.

    Las palabras de María del Pilar son estremecedoras, y más cuando nos lleva a pensar que cualquiera de nosotros o nosotras puede ser una cifra más en cualquier momento, por el estado de violencia e inseguridad en el que se encuentra el país.

    Si bien es cierto Miranda Cogco es comunicador y el riesgo es mayor, pues por sus comentarios cualquiera puede sentirse afectado en sus intereses, esto no justifica de ningún modo la privación de su libertad.

    Los veracruzanos hemos tenido una semana crítica y violenta. Apenas ayer me dormía con la noticia de que una mujer había sido baleada en su tienda y hoy amanecemos con la noticia de que un periodista fue levantado y hasta el momento en que escribía esta columna, se desconocían las causas y el paradero de Marmiko.

    Margarita, una joven maestra fue la baleada el martes por la noche y todo por defender la tienda de sus padres, por tratar de que no les robaran su patrimonio… eso le costó la vida. Por eso le decía que cualquiera podemos ser una cifra más.

    Allí tenemos el caso del joven Norberto Ronquillo, secuestrado en la ciudad de México y posteriormente asesinado por sus captores. De nada sirvieron las súplicas de su madre ni la recompensa entregada. Al final lo mataron, como a Margarita, a sangre fría o como a la periodista Norma Sarabia, corresponsal de Huimanguillo. quien solamente hacía su trabajo y que la mataron al llegar a su casa, allá en Tabasco, en la tierra del Presidente.

    Con el caso del estudiante Norberto, la movilización en las redes sociales para localizarlo tuvo tal magnitud que repercutió de inmediato de forma negativa ante la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum que hasta el presidente Andrés Manuel López Obrador tuvo que ir a darle un espaldarazo de apoyo, muy similar a los que acostumbra con el gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

    ¡Ah! pero Claudia, a diferencia de Cuitláhuac, ya está pensando en mejorar su imagen y hasta se tiene el interés de reforzar al equipo de la procuradora Ernestina Godoy Ramos nada más y nada menos que con Omar García Harfuch, quién aseguran se las sabe de todas, todas, pues tiene amplia experiencia en temas policiales ya que fue titular de la División de Investigación de la Policía Federal y operó la captura de bandas en la CDMX como La Unión Tepito y la Fuerza Anti Unión.

    Algo así necesitamos en Veracruz, aunque dudo mucho que se refuerce a la Fiscalía a cargo de Jorge Winckler, pues a pesar de los problemas de inseguridad y violencia predomina el tema político.

    Aunque pudiera tomarse el refuerzo en la Secretaría de Seguridad Pública, pues desconozco si tienen estrategia, pero de tenerla, ha tenido nulos resultados.

    Ojalá y en la investigación no se descarten las declaraciones de la señora María del Pilar en relación al taxi que se encontraba afuera de su casa a las 5 de la mañana.

    Desde este espacio, deseamos que Marcos regrese a casa, sano y salvo para que pueda estar con su familia y sobre todo … evitar que sea una cifra más.

     

    caballero_brenda@hotmail.com

    @NumerosRojos_BC

    Hacer Comentario

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.