Destacado

    José Luis Salas Torres

    Inaugurado por don Adolfo Ruiz Cortines, en algunos meses el Panteón Xalapeño cumplirá 70 años. Nunca en este largo tiempo había tenido las condiciones de insalubridad y abandono que observa actualmente. El Ayuntamiento que encabeza Hipólito Rodríguez intenta responsabilizar, una vez más, al gobierno de Cuitláhuac García del cuidado y mantenimiento de un servicio que siempre ha sido del municipio.

    Panteón A

    Con ello el alcalde no sólo falta a la autoridad, sino que lastima la dignidad y la memoria de miles de xalapeños que ahí descansan y de sus familias que lo visitan todos los días.

    Otra vez utiliza una salida falsa para justificar su irresponsable indolencia. Es cierto que el panteón depende de la Secretaría de Salud, pero es el gobierno municipal el encargado de su limpieza. Hoy, la pereza y la ignorancia, han convertido al panteón xalapeño en un grave foco de infección, donde se acumulan toneladas de basura y fauna nociva. El riesgo para los visitantes es mayúsculo.

    Es posible que el gobernador no sepa el estado que guarda el panteón; tampoco que el alcalde Hipólito lo responsabiliza de ello. Basta con que cualquier autoridad del estado lo visite para que entienda la gravedad del problema y se haga un enérgico llamado para que el Ayuntamiento de Xalapa cumpla con sus obligaciones.

    En algunos días más será 10 de mayo, una fecha en que cientos de familias aprovechan para visitar el sepulcro de las mamás que se nos han adelantado. Lo que van a encontrar las va a llenar de indignación y enojo.

    El Ayuntamiento de Xalapa debe hacer su trabajo. Por respeto a las familias y en favor del cuidado del medio ambiente, el Panteón Xalapeño debe ser un lugar limpio y seguro.

    Hoy el alcalde Hipólito Rodríguez no respeta ni a los muertos.

    Panteón D

    Hacer Comentario

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.