Destacado

    Salvador Muñoz

    Los Políticos

    Si Pitágoras no falla, de acuerdo a lo expuesto por Cuitláhuac García, quien dijo que se invirtió 208 millones de pesos en la adquisición de 160 patrullas, cada unidad vehicular tuvo un costo de 1 millón 300 mil pesos, aproximadamente.

    Antes de que respinguen. De acuerdo a las fotografías que expuso Comunicación Social de Gobierno del Estado, las patrullas son de la empresa Ford, quien puso al mercado el modelo Ford F-150 Police Responder, una pick up “con rango para perseguir criminales”, reza su leyenda.

    Soy muy malo para entender las especificaciones de un carro, en especial de una camioneta tan moderna como las que suponemos adquirió Gobierno de Veracruz, pero les puedo decir que es una “todo terreno”, que igual economiza gasolina (con eso de que aún no la pueden bajar como prometieron) que también tiene un arranque potente, quizás no tan potente como la de la Raptor, de la misma Ford, pero igual funciona.

    Cuenta con radar de velocidad así como un alternador de 240 amperes para soportar las luces de la sirena y las extra que sirven para “lamparear” conejos.

    Su cabina es amplia y los asientos delanteros cuentan con protección en los respaldos “para evitar ser heridos si hubiera algún ataque por parte de los ocupantes traseros”, dice su promoción. A la consola central con el mando de control de todas las funciones específicas para su uso policiaco, sólo le falta ser “X-Box”. Tiene 10 velocidades, frenos de mayor resistencia, llantas todo-terreno y alcanza los 160 km por hora…

    Con todo eso, un moreno fiel podría decir: “Bueno… vale el millón 300 mil pesos…”, pero no… en el mercado, la Ford F-150 Police Responder está en 32 mil 130 dólares, que en pesos pejianos se traducen en 614 mil 560 pesos con 15 centavos… estamos hablando de la mitad de lo que dice Cuic…

    ¡Ah! agreguemos esto… Gobierno del Estado adquirió 160 unidades… no soy mercader, no soy empresario, pero si compro al mayoreo, ¿qué ocurre? yo creo que pudieron darlas más baratas, y si dice García Jiménez que por cada unidad se ahorró 17 mil pesos, estaríamos hablando que pudo haber salido en 600 mil pesos (cerrando el número) cada patrulla y la inversión total hubiera sido de 96 millones de pesos…

    Curiosamente, la Ford Lobo Raptor sí tiene un precio aproximado al 1 millón 300 mil pesos que de acuerdo a las cuentas de Cuic, vendría saliendo cada una de sus patrullas.

    Algo está raro en las cuentas alegres de Cuitláhuac García. Entre su austeridad e inversión, bailan 112 millones de pesos pejianos… por lo que podríamos pensar que alguien se está llevando al baile, no sólo a Cuitláhuac, sino a todos los veracruzanos, porque si esas patrullas son para protegernos de los delincuentes, entonces debieron ser entregadas, no en El Lencero, sino en Sefiplan, porque a Cuitláhuac, alguien de dicha secretaría lo ha puesto en ridículo, y lo peor, es que le dio ganso por liebre.

     

    Entre Maestros te veas

    En Río Blanco, las autoridades de la Fiscalía iniciaron una carpeta de investigación en contra de Usbaldo Téllez Vera, profesor de la escuela secundaria para trabajadores “Mártires de Río Blanco”, por el presunto delito de “Violencia Laboral” en agravio de una compañera de dicho centro de trabajo, de acuerdo a la carpeta de investigación UIPJ/DXVII/F2/1065/2019.

    Las autoridades por lo mientras, determinaron como medida de protección a favor de la probable víctima, la prohibición al Profesor de acercársele, intimidarla o faltarle al decoro, a efecto de salvaguardar la integridad física y psicológica de la agraviada, quien se siente en peligro ante la situación que ha vivido con este mentor quien al parecer, no actuó solo… están involucrados ¡hasta algunos prefectos!

    Y en Xalapa, las cosas no están tan bien como se quisiera… el contralor del Cobaev, Alfredo Alarcón Palmeros, ya es mal visto por sus compañeros de trabajo por las actitudes de “Juan Camaney” que se da, por saberse protegido por su hermano… ¿Quién es su “brody”? ¡Ah! Pues el director de Tránsito en el Estado, Ángel Alarcón Palmeros.

    Tan está seguro de la protección de su pariente, que canta a sus compañeros que es más fácil que Leslie Garibo, la contralora general del estado, se vaya primero antes que él.

    Y por si eso fuera poco, ya anda metiéndose en líos con Erika Ayala Ríos, a quien mandó a decir que le hará una exhaustiva inspección para saber cuántos comisionados tiene, claro, eso sin tomar en cuenta al director general del Cobaev, Andrés Aguirre. Así la 4T en las escuelas.

     

    smcainito@gmail.com

     

    Hacer Comentario

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.