Destacado

    Ricardo Vázquez Salazar

    Esfera Política

    Pues no, nada trascendental ni nuevo vino a decir Luis Leonardo Almagro Lemes, Secretario General de la Organización de Estados Americanos, OEA, este martes en Xalapa, al impartir su Conferencia Magistral, Democracia en las Américas y el papel de la OEA, en el Colegio de Veracruz, COLVER.

    Platicó de la desigualdad social, de la desconfianza de la población hacia la clase política y hacia los partidos, de denunciar los malos actos de las autoridades, que la corrupción y la impunidad afectan la democracia, bla bla bla. Lo más impactante que expresó Almagro al referirse a los asesinatos de periodistas en Veracruz fue: “Espera que el brazo ejecutor de la justicia sea largo para llegar a cada responsable”; hasta ahí.    

    Tibio completamente, ajeno a la grave situación que aquí prevalece, que en nuestra anterior entrega abordamos con el título: “En Veracruz se vive una especie de crisis humanitaria”, tema obligado a diario en varios espacios periodísticos; el Secretario General de la OEA, fue totalmente huidizo a tocar contenidos que los asistentes esperaban se pronunciara.  

    Almagro Lemes, habló apegado de manera cuidadosa, estricto sin salirse ni por error de lo que la Carta de la OEA establece: “ninguna de cuyas disposiciones la autoriza a intervenir en asuntos de la jurisdicción interna de los Estados miembros”. Aunque en el mismo documento se repita una y otra vez: “Paz, libertad individual y de justicia social, fundado en el respeto de los derechos esenciales del hombre”, mucho de lo que en Veracruz se adolece, situación que el titular de la OEA ha criticado en forma aguda en sus conferencias y en su portal.  

    Además de la tibieza en sus declaraciones, Luis Leonardo Almagro fue evasivo y hasta cierto punto grosero con los reporteros, porque no aceptó que lo entrevistaran a su arribo al COLVER. Se limitó a decir: “no contesto las últimas preguntas de la prensa”; esto como respuesta que le dio a una reportera que le cuestionaba sobre la inseguridad, la antidemocracia de Javier Duarte y el asesinato de periodistas en Veracruz.

    Reporteros y fotoreporteros se cuestionaban: ¿Qué habrá sucedido en la reunión que sostuvo un día antes Luis Leonardo Almagro con Javier Duarte de Ochoa?

    ¿Esos son los jerarcas de talla internacional que velan por la paz, libertad individual, justicia social y derechos humanos?

    Este martes se llevó a cabo en Cuernavaca, Morelos, una marcha multitudinaria más contra la inseguridad. La protesta ciudadana fue encabezada por Alejandro Vera Jiménez, rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, que es el vocero del Frente Amplio Molerense; el poeta Javier Sicilia y familiares de desaparecidos y encontrados en las fosas de Tetelcingo, un evento que puede considerarse detonador de esta marcha.

    Todos los sectores de la sociedad morelense estuvieron presentes en la marcha: estudiantes, obreros, mujeres artesanas, comerciantes y profesionistas, llegaron a congregarse en el mitin al final de la marcha. El Presbiterio de la Diócesis de Cuernavaca -integrado por sacerdotes y religiosos de las 111 parroquias que hay en Morelos-, ya habían anticipado su participación en la movilización a favor de la paz y la justicia, como una manera respaldar al obispo Ramón Castro Castro, ante los señalamientos de que ha sido objeto, por haber participado directamente en otras marchas exigiendo con micrófono en mano a las autoridades, les devuelvan la paz a la ciudadanía.

    El Presbiterio de Cuernavaca señaló que por mucho tiempo permanecieron en el silencio y que no caerán en el silencio de la complicidad.

    ¡Si voy a la cárcel desde ahí evangelizaré! Afirmó Monseñor Ramón Castro, quien como verdadero siervo de Dios sigue los pasos de los obispos: Oscar Arnulfo Romero, de El Salvador, y de Samuel Ruíz, de San Cristóbal de las Casas.  

    Alrededor de 10 mil personas coreaban ¡Fuera Graco, fuera Graco! Los manifestantes advirtieron que se plantarán en esta ciudad, “hasta que se vaya el gobernador Graco Ramírez, porque no resolvió, sino empeoró los problemas de Morelos”.

    Graco Ramírez, gobernador de Morelos, vino a Xalapa en días pasados y se le entregó un reconocimiento.

    Sólo faltó que Luis Leonardo Almagro le hubiera entregado un reconocimiento a Javier Duarte, comentaban entre los presentes a la conferencia del COLVER.  

    ¡Así cuándo!

    rvazquez002@yahoo.com.mx

    Facebooktwitter

    Hacer Comentario

    Or

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.