Destacado

    Brenda Caballero

    Números Rojos

    Tengo la firme convicción de que un alto número de mexicanos somos “responsables” con determinados pagos como es el agua, la internet, servicio de telefonía, cable, y por supuesto, ¡la luz! con tal  de que nos corten el servicio, aunque “rumiemos” sus deficiencias y hasta nos quejemos en la Profeco o las redes sociales.

    Mas no todos pensamos igual… ahí tienen a los tabasqueños, ¡y conste que no es nada personal! Pero tras 24 años de resistencia civil de no pagar la luz por las altas tarifas que les llegan, ahora el Gobierno y CFE decidieron un borrón y cuenta nueva para más de 500 mil paisanos del Presidente Andrés Manuel López Obrador ¡y les perdonaron 11 mil 520 millones de pesos de deuda!

    No sólo eso, además, a más de 500 mil familias les habrán de ofrecer la tarifa más baja en el consumo de electricidad.

    Ojalá esta bondad gubernamental se extienda a todos los ciudadanos y no sólo a los “rebeldes”.

    Esto de la resistencia civil, no es nuevo… igual lo vivimos en Veracruz con Francisco Fernández Morales mejor conocido como el Potro, quien inició un movimiento llamado “La leyenda de Chucho El Roto” cuya principal demanda era la recategorización de las tarifas eléctricas en un radio de 60 kilómetros alrededor de la planta de energía nuclear de Laguna Verde, que en términos poblacionales representa algo así como 23 municipios con la participación de 350 mil familias a las que aún les llegan recibos de luz ¡hasta por cuatro mil pesos!

    El Potro tiene más de 20 años en la lucha y hasta  ha sido Diputado e  Inquilino de la cárcel, y si bien, en algunos casos, la Comisión Federal de Electricidad ha cedido al “Borrón y Cuenta Nueva”, no afloja en el cambio de tarifas.

    Afortunadamente para estas familias veracruzanas, a la voz del Potro se une ahora otra más, la del senador por Veracruz Ricardo Ahued Bardahuil, quien de plano exige al Gobierno federal que la misma atención que recibe Tabasco, ¡pues la reciba Veracruz!… en especial estas familias que viven alrededor de una de las mayores productoras de energía eléctrica en el país como es Laguna Verde y donde paradójicamente los municipios aledaños no sólo pagan altas tarifas de luz, sino las condiciones de sus carreteras, tanto de emergencia como las del tránsito normal, están en pésimas condiciones, lo que repercute, como ya sabemos, en el desarrollo económico-social prometido desde la instalación de dicha planta nuclear.

    No sé usted, pero yo recuerdo que cuando se dio la Reforma Energética, también nos vendieron la idea de que nos iban a llegar recibos de luz más bajos, más baratos… y aún los seguimos esperando porque ahora, al menos yo, pago el doble de lo que hace dos o tres años…
    Así que si tiene una buena idea, olvídela, porque así como están las cosas, el hecho de que “se nos prenda el foco” ¡nos puede salir más caro que meternos a una Resistencia Civil!

     

    @NumerosRojos_BC

    caballero_brenda@hotmail.com

    Hacer Comentario

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.