Destacado

    Brenda Caballero

     Números Rojos

    ¡No sabía que quería ser pianista! Dice Luisa González Pardo, fundadora, directora y creadora del Festival Nacional de Música Infantil y Juvenil “Las Notas de Guido” que se celebrará del 24 al 29 de julio en Xalapa, Veracruz.

    Originaria de Xalapa, cuenta que empezó a tocar piano a los 10 años aunque inició clases desde los 5 años. En la escuela a la que la habían inscrito sus papás tenía que tomar, además de clases de piano, solfeo y ballet. A ella le gustaba el ballet pero las mallas la acaloraban, entonces se las quitaba porque eran un sufrimiento, pero eso disgustaba a su maestra. Era muy preguntona. Levantaba la mano y preguntaba. Una vez, recuerda que se levantó a sacar punta a su lápiz, y la maestra pensó que estaba tratando de ser latosa y le rompió una regla en la cabeza. Eso fue suficiente para que su mamá la sacara de la escuela. Posteriormente volvió a tomar clases de piano, aunque sin éxito.

    Luisa recuerda que en casa de una tía había un piano antiguo que le gustaba mucho. Era del tipo de 1800, con candelabros, y verlo era impactante.

    No tiene familiares músicos. Sus padres la llevaban a conciertos de la sinfónica, pero también a conciertos de rock, jazz, blues, de todos los géneros, aunque ella prefería la música clásica.

    Luisa siguió insistiendo que quería estudiar piano, a lo que su padre le decía que mejor flauta, pues era más fácil de comprar y más fácil de mover, y aunque era cierto, ella insistía en el piano ¡hasta que convenció a sus padres! Entonces entró al Centro de Iniciación Musical Infantil de la Universidad Veracruzana, pero al mismo tiempo hacia folclore, hawaiano, aerobics, natación, ajedrez, hasta que su madre le dijo que se decidiera por una cosa, pues no podía llevarla por toda la ciudad (y eso que no existía el tráfico vehicular de hoy). Dejó todo y se quedó con el piano para siempre.

    Me cuenta que el Festival Nacional de Música Infantil y Juvenil “Las Notas de Guido” nace por la falta de oportunidades de desarrollo para los talentos jóvenes. Asegura que hay mucho talento en nuestro país pero son muy pocos los músicos que logran sobresalir a nivel internacional, debido a la falta de trabajo gradual en el desarrollo integral de los seres humanos como músicos.

    Asegura que no había clases magistrales para niños en el mundo. La primera vez que se dieron clases magistrales a niños músicos fue en 2011 en Xalapa, Veracruz, con el festival Las Notas de Guido.

    Esas clases son acompañadas de un concurso de interpretación musical donde los niños y jóvenes músicos no solamente estén preocupados por tocar más rápido, con más forteo, o por tocar cosas más difíciles, sino que se preocupen por la interpretación y que ésta se evalúe… así nacen las Notas de Guido.

    También se pensó en la necesidad de atender al público que no es músico, y entonces se decidió hacer conciertos. Luisa indicó que en el segundo día del Festival promoverán la música de Veracruz. En esta edición del se tendrá música de Cri Cri.

    El festival no es para un público específico, incluye varios géneros de música con el propósito de lograr una diversidad y el respeto a la misma.

    Desde la primera edición del Festival, se buscó atender a pacientes de educación especial, por lo que se hicieron talleres para tratar de incluirlos socialmente y para favorecer sus cuestiones motoras.

    Se hacen también talleres para bebés, para mujeres embarazadas, para niños, para los jóvenes, pues se trata de generar comunicación entre niños y adultos a partir de una actividad creativa, para una integración familiar. También han hecho música con material reciclado.

    Ella junto con su esposo David Fernández, guitarrista clásico, han llevado conciertos a las comunidades rurales. Una vez fueron a un lugar en donde nunca habían visto un piano, mucho menos habían escuchado un concierto. También han estado en Ceresos o en hospitales para niños que están en fase terminal de cáncer, donde cuenta que es gratificante ver su reacción, pues ante su gravedad y padecimientos, ellos dicen: “Se me olvidó que me dolía”, debido a la generación de endorfinas a nivel neurológico que funcionan como analgésico. Si bien no les va a quitar el dolor totalmente o los va a curar, les favorece y ayuda a llevar sus padecimientos y hasta se puede lograr la disminución de la dosis de sus analgésicos. En el caso de los papás, pareciera que se les va quitando el cansancio y retoman energía para cuidar a sus hijos y darles ánimos. “¡Es maravilloso!”, relata.

    En Veracruz, ningún hospital ha solicitado un  concierto; en la ciudad de México, sí. Recuerda que una vez tuvo mucha angustia, pues tuvo que rentar media cajuela de un ADO para trasladar su piano.

    Luisa asegura que muchas veces pensamos que la música clásica es para un público muy selecto, muy exclusivo que tiene cierta preparación, pero no es así. “Todos vibramos con las mismas emociones: el amor, el enojo, la pasión, las tristezas, etcétera, todos las sentimos, no es algo exclusivo del artista. El arte es un medio de comunicación donde todos estamos conociéndonos y reconociéndonos. La música y el arte es una herramienta necesaria para favorecer el desarrollo social”.

    Indica que también da conferencias sobre la neurobiología de la música pues es una excelente aliada para favorecer el desarrollo del cerebro, pues pone a trabajar ambos hemisferios.

    “La música debería ser obligatoria para todo los niños de todo el mundo, no con la finalidad de que sean músicos, ni para que se conviertan en grandes intérpretes, ésa no es la finalidad, sino para fomentar su desarrollo integral”

    Luisa está embarazada, y asegura que en cada concierto que da, su bebé se mueve. Aunque ya sabe que es niño, asegura que no sabe si será músico. Y no les importa si decide serlo, aunque están seguros que la música será parte de su educación general. Allí no hay opción.

    El arte, la cultura y la educación nos compete a todos y debemos hacerlo con la suma de esfuerzos de todo tipo, razón por la que invitó a todos a la cuarta edición del festival “Las Notas de Guido” que se celebrará del 24 al 29 de julio en el Instituto Superior de Música del Estado de Veracruz, en Xalapa.

    caballero_brenda@hotmail.com

    @NumerosRojos_BC

     

    Facebooktwitter

    Hacer Comentario

    Or

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.