Destacado

    La diputada federal del PAN, Mariana Dunyaska García Rojas dijo que se deben tomar acciones jurídicas contra el grupo parlamentario de Morena ante los malos y sucios procesos administrativos en materia de impacto presupuestal, al pretender “parchar” y retrasar la entrada en vigor, hasta el 2020, las licencias laborales con goce de sueldo a padres de menores con cáncer.
    Mariana Dunyaska aseguró que una vez más Morena da muestra de su incapacidad legislativa, pues aseguró que el tema podría resolverse con una reasignación del presupuesto en subejercicio, pues reconoció que hay 40 mmdp en subejercicio que podrían ser utilizados para cubrir el hueco presupuestal.
    Pero para hacerlo, declaró, se requeriría de la voluntad política por parte de los diputados de Morena, que hasta hoy solo han manifestado legislar al vapor; sin diálogo y análisis, y sobre todo con un inminente autoritarismo.
    La diputada calificó de sucia la forma de legislar de Morena, pues a pesar de que el dictamen fue aprobado en lo general y por unanimidad con 422 votos, fue decisión de Morena presentar un artículo transitorio para que la reforma entre en vigor en 2020, pero en el mismo minuto se registraron en la Gaceta Parlamentaria dos reservas de Morena firmadas por dos diputados diferentes.
    Mariana Dunyaska aseveró que son graves las violaciones a los reglamentos por parte del grupo de legislativo de Morena, pues no hay fundamento legal en la figura de sustitución de reserva, e igualmente grave el silenciar a la oposición durante la discusión del dictamen por medio del Canal de Congreso, siendo un signo de autoritarismo que no se debe dejar de permitir más.
    La legisladora y también Secretaria de la Mesa Directiva del Congreso de la Unión expresó contundente que no está de acuerdo en que deba esperar hasta el próximo año un tema tan sensible, que lastima y lacera a miles de familias mexicanas, pues recordó que el cáncer es la primera causa de muerte por enfermedad en niños y niñas de los países desarrollados.
    Argumentó que alrededor de mil 100 niños y niñas de 0 a 14 años de edad son diagnosticados con la enfermedad al año en nuestro país, según datos de la OMS, por lo que recordó que el interés por apoyar a los padres y madres es porque, cuando un niño con cáncer recibe tratamiento en México, los hospitales públicos y privados exigen solo a ellos que permanezcan a su lado las 24 horas del día para procurar su atención, y no permiten la presencia de ningún otro familiar.
    De ahí la importancia, recalcó, de hacer efectiva este mismo año la iniciativa de reforma a las leyes del Seguro Social, del ISSSTE y del Trabajo, para que los empleados formales cuyos hijos padezcan cualquier tipo de cáncer puedan ausentarse de uno a 28 días sin que puedan ser despedidos por ello.

    Hacer Comentario

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.