Destacado

    Felipe de Jesús Fernández Basilio

    Desde a Janela

    Antes que nada, les deseo a todos ustedes queridos lectores un feliz y próspero 2019 así como que este año sea en todos los aspectos mejor que lo que fuera el anterior.

    Sin embargo, para el país el año comienza bajo las consecuencias de un nuevo “error de diciembre” y aunque esta vez no es financiero, lo cual se agradece, sí que lo es económico y es así debido a que por una decisión tomada de manera caprichosa como todas las que toma López, el país se ha quedado casi sin gasolina en las zonas de mayor consumo, lo cual ha comenzado a generar pérdidas tanto a la economía del país como a la de miles de hogares principalmente en el centro del país.

    Consistiendo el capricho en decidir combatir el robo de combustible o “huachicoleo” como comúnmente se le llama cerrando de tajo todos los ductos petroleros y haciendo que el combustible sea transportado por medio de camiones cisterna o pipas desde las refinerías o puntos de desembarco hasta las gasolineras.

    Solución que es errada debido a que para tapar un hoyo decidieron abrir otro mayor, ya que es cierto que existen unas verdaderas mafias que se roban el combustible y que es necesario combatirlas y de ser posible erradicarlas mas también lo es que no es esa la manera de hacerlo, ya que transportar el combustible por medio de pipas resulta mucho más costoso, lento e ineficiente que hacerlo por los ductos.

    Y al haberlo hecho así dejaron sin combustible a prácticamente todo el centro del país, provocando largas filas de automóviles en las gasolineras, así como también tráfico intenso causado por automovilistas desesperados por encontrar una estación de servicio que les despache el ansiado combustible y eso sin mencionar a todas las empresas y hasta oficinas públicas que dejaron de prestar sus servicios a causa del desabasto de gasolina.

    Y aunque el gobierno dice que las medidas son transitorias y garantiza que no hay desabasto de combustible, la realidad es aún más terca que López y nos demuestra que el problema no solo es el traslado del combustible sino también que la capacidad de producción de gasolinas del país es menor que la demanda y por lo mismo, resulta insuficiente para satisfacer a todos los usuarios.

    Así mismo nuestro quijotesco presidente dice que los ductos no se van a abrir hasta que los ladrones dejen de robar el combustible y que a ver quién se cansa primero y me temo que es el gobierno quien se va a cansar primero debido a la presión social que se va a generar en razón de que cada día son mayores las porciones del país que se están quedando sin combustible y la falta de pipas para trasladar ese combustible.

    Y faltan pipas de gasolina debido a que ese no es un negocio rentable en pleno siglo XXI, ya que los medios de transporte y distribución de combustible han evolucionado radicalmente y esa manera de transportar el combustible ha quedado anticuada; aunque parece que en la mente decimonónica de López apenas está bien, ya que él quisiera transportar el combustible en una recua de mulas tal y como lo hacían en tiempos de la Reforma.

    Mas volviendo al problema del robo de combustible, hay mejores formas de combatirlo sin perjudicar a terceros, combate que se puede hacer incluso cerrando los ductos, nada más que se debió de hacer de manera ordenada y gradual; así como investigando policialmente a quienes están amafiados dentro y fuera del gobierno e incrementando los patrullajes.

    Ya que la cuestión es solucionar un gran problema que tiene el país mas esa solución no puede darse si se causan perjuicios aún mayores que los que se quieren solucionar.

    Esperemos que solo se trate de un error de gobierno que es consecuencia de la práctica que muchos izquierdistas tienen de querer arreglar el mundo por medio de pláticas de café y que una vez que vean la realidad corrijan el rumbo y solo este episodio quede como una anécdota de un “error de diciembre” o de un gasolinazo al estilo de “la cuarta transformación”.

    felfebas@gmail.com

    Twitter: @FelipeFBasilio

     

    Hacer Comentario

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.