Destacado

    El moñito rosa que trae el diputado Juan Carlos Molina en sus guayaberas no es una campaña en pro de las mujeres, sino más bien un recordatorio de la promesa que hizo a ellas: comprar con su sueldo de diputado local, un Mastógrafo ambulante para que, en cada región o zona que visite, tengan ellas la oportunidad de descartar el cáncer de mama o en su caso, atenderlo oportunamente.

    Hacer Comentario

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.