Destacado

    Luis Alberto Romero

    Hora Cero

     

     

    El Inegi dio a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), correspondientes al cuarto trimestre de 2016.

    Básicamente, dicho ejercicio del citado instituto consigna una tasa de desocupación, en el ámbito nacional, de 3.6 por ciento, lo que habla de una reducción de 0.1 por ciento con relación al trimestre anterior; asimismo, la subocupación pasó, en tres meses, de 7.7 a 7.2 por ciento, en tanto que la informalidad laboral se ubicó en 57 por ciento.

    La encuesta del Inegi destaca también que 3.7 millones de mexicanos se encuentran en subocupación; es decir, se ven en la necesidad de ofertar más tiempo de trabajo, dado que su ocupación actual no es suficiente para cubrir sus necesidades.

    Por otro lado, se establece que de los 54 millones de mexicanos que integran la Población Económicamente Activa, 52.1 millones tienen empleo, lo que significa un incremento de 555 mil personas, con relación al mismo trimestre, el cuarto, de 2015.

    El desempleo, que se conoce como “población desocupada”, se ubicó en 3.5 por ciento; es decir, 1.9 millones de mexicanos sobreviven en esa condición. De Acuerdo con las cifras oficiales, en esa casilla, nuestro país también habría registrado un avance considerable, al pasar de 4.2 a 3.5 por ciento.

    De la Población Económicamente Activa, 6.9 millones de mexicanos se dedican a las actividades primarias (agricultura, ganadería, silvicultura, caza y pesca), lo que equivale a 13.3 por ciento del total; 13.3 millones, 25.4 por ciento, a las actividades secundarias (industria y construcción); en tanto que 31.7 millones se dedican a las actividades terciarias (comercio, transportes, servicios profesionales y otros).

    En cuanto a Veracruz, la ENOE del Inegi establece que la tasa de desocupación se encuentra en la media nacional, 3.5 por ciento; en esa condición se encuentran casi 110 mil veracruzanos que no tienen empleo; en contraparte, hay 3 millones 52 mil personas que entran en la casilla de la población ocupada.

    Otros números reflejan que 9.8 por ciento de los veracruzanos tienen una ocupación parcial, mientras que 68.5 por ciento de la Población Económicamente Activa de la entidad están en informalidad laboral.

    La buena noticia, dentro de todo lo malo que se puede comentar, es que el desempleo en Veracruz no ha registrado un incremento; de hecho, los números se mantienen más o menos estables, al menos al cuarto trimestre de 2016, como ocurrió en diciembre pasado, cuando se dieron a conocer los números del tercer trimestre de dicho año.

    Evidentemente, la economía de la entidad se mueve sin importar la crisis por la que atraviesa el gobierno del estado y que fue provocada en gran medida por la escandalosa corrupción; de hecho, podríamos apuntar que sobre todo en el último lustro, en Veracruz se generaron empleos no gracias, sino a pesar del gobierno estatal.

    Armel Cid, cliente de la Instructora

    El actual alcalde de Fortín, Armel Cid de León Díaz, se ha convertido en cliente frecuente de la Comisión Instructora de la Legislatura del Estado.

    Recordemos que el alcalde priista de ese municipio, que se ubica en la zona centro del estado, fue denunciado al iniciar febrero de 2015 por violencia familiar equiparada en contra de una mujer.

    De acuerdo con versiones periodísticas, el alcalde de ese lugar habría golpeado a su víctima, a quien después arrojó a un acotamiento en la carretera Huatusco-Fortín.

    Por esos hechos se inició la carpeta de investigación 243/2015. Posterior a ello, al Congreso del Estado llegó la solicitud de desafuero; sin embargo, la pasada legislatura regresó el expediente a la Fiscalía General del Estado, argumentando errores en la redacción del documento.

    El edil se amparó y parecía que la había librado; no fue así; el caso fue reabierto y llegó una vez más a la Legislatura.

    Sobre ese asunto, este miércoles el diputado local Bingen Rementería Molina declaró que las comisiones unidas de Gobernación y Justicia y Puntos Constitucionales dictaminaron ya a favor de la solicitud de juicio de procedencia iniciado por la Fiscalía; es decir, el proceso comenzará de acuerdo con los términos de la Ley de Juicio Político y Declaración de Procedencia.

    Pues bien, una vez que esas comisiones determinaron dar entrada a la solicitud de desafuero contra Armel Cid de León, el siguiente paso del proceso es que el dictamen correspondiente se turne a la Comisión Instructora, que integran los diputados María del Rosario Guzmán Avilés, Carlos Manuel Vasconcelos y Amado Cruz Malpica, de las bancadas de PAN, PRI y Morena, respectivamente. Ellos tendrán que analizar el caso y determinar si procede el desafuero del alcalde de Fortín; si eso ocurre, el tema pasará al pleno de la Legislatura, donde se votará la suerte del edil; nos comentan, por cierto, que Armel Cid tiene muchas razones para estar preocupado por su futuro. @luisromero85

     

    Hacer Comentario

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.