Destacado

     Avryl Castelán *

    Desde el inicio del día, te observaba y tú a mí… al principio dudaba si era a mí a quien veías, pero realmente sí, ¡¡¡nos reconocimos!!!, así era también al regresar del trabajo nos veíamos y en la tarde-noche si salía a comprar algo a la tienda, ocurría, de igual manera cruzábamos nuestras miradas…

    Y bueno, lo que más me extrañaba era el que estabas tan bonita, más o menos cuidada y por eso dudaba que estuvieras sola o sin dueño, tu hermoso pelaje negro, tus ojos tiernos… Tú una HERMOSA perrita de raza  Chow Chow cruzada con Pastor Alemán,  que con esa lengua negra tenías ese toque tan especial y único de una de tus razas y por otro lado la nobleza e inteligencia del Pastor.

    Un día empecé a investigar de quién eras y me enteré de tu historia, de que eras de una casa  de personas con dinero pero que te descuidaron (la clásica historia de que siendo cachorrita, una bolita de pelos hermosa todos te cargaban pero al pasar los meses creciste y fuiste dejada en el patio con comida y agua pero sin compañía o cariño) y bueno, así fuiste regalada a una persona que trabajaba con ellos (tenías 2 añitos), ya que nadie te hacía caso en tu casa… tú siempre muy libre, primero en tu primera casa que aunque con un extenso terreno no te era suficiente y me platicaron que te escapabas, tu espíritu tan libre siempre en la búsqueda de… algo… o alguien.

    Posteriormente seguí investigando. Esta vez platiqué con tu dueña, quien no te tenía un espacio adecuado pues sus recursos no eran suficientes; además, a su Mamá no le gustaban los perros; su pareja te maltrataba, pues se drogaba y posteriormente tuvo una bebé… su presupuesto no le alcanzaba. Aparte de desplazarte por el cuidado que requería ahora la nueva integrante (algo que no debería de pasar, pero que es muy común),  siempre procuraba darte de comer y darte un poco de cariño cuando casualmente llegaba a estar contigo, pero al parecer tú estabas a gusto ahí pues no te ibas  a pesar de estar prácticamente en la calle; aún así, esperabas más, siempre con tu enorme capacidad de amor, de fidelidad, de lealtad y de convivencia (valores que los seres humanos deberíamos de poner en acción para poder rescatar la sociedad de esta humanidad tan decadente, llena de prejuicios, con desigualdad de Género, consumista  y desinteresada por los demás…).

    Y bueno, mi interés por ti crecía y crecía cada vez más y el acercamiento era más evidente puesto que ya  no sólo me veías, ahora te acercabas y yo acariciaba tu cabecita, ni nos imaginábamos como iría creciendo más nuestro cariño y como se enlazarían  nuestras vidas; yo frecuentaba a tu dueña iniciando así una amistad, le empecé a ayudar con tus vacunas, cuidado y comida. De esto tú te diste cuenta y ya no sólo esperabas mi caricia,  me acompañabas  hasta mi departamento; de ahí me despedías y te regresabas. En muchas ocasiones, mis hijos te metían a la casa. Yo ahí  tenía dos perritas Chihuahueñas, Camila y Paquita (hija de Camila), y una French llamada Paloma, quienes empezaron a conocerte y a ladrarte celosamente (jajajajaja).

    Un día de tormenta, estabas empapada (porque ya no dejabas de acompañarme) y bueno, te hice pasar a casa; te sequé con una toalla mía y no tuve corazón para que regresaras  a tu calle lodosa y tu casita donde se minaba  el agua; así que te ofrecí una cobija junto al mueble de la casa; me fui a dormir pensando en que no hicieras travesuras y pensé en levantarme temprano para que no te fueras a hacer pis adentro del departamento. Al despertar, ya estabas sentada al pie de la puerta de mi recámara  esperando a que me levantara y efectivamente sin novedad, sin ninguna travesura ni rastros de necesidades fisiológicas… eras una mascota perfecta amorosa y de carácter muy equilibrado, transmitías una PAZ y una calma…

    Me alisté para irme al trabajo y tú a mi lado pendiente de mis movimientos, y así  salí  y tú conmigo; nos despedimos de las celosas Camila, Paquita y Paloma; caminamos, tú te quedaste junto a tu casita viéndome alejar rumbo a la parada del Autobús sin quitarme la vista… cuando regresé… ¡síiii!   Parecía que no te  habías movido ni un milímetro esperando a que YO regresara…

    Entonces me dispuse a platicar  con mi amiga y le propuse quedarme contigo y que tú seguirías visitándola. Ella, al reconocer que estarías mejor conmigo y observando el lazo amoroso que ya teníamos, accedió. Después me platicó que el Director de la Telesecundaria cercana también te había pedido, pero no quiso darte, y eso que ahí recibías amor a raudales por parte de los alumnos… tú siempre te ganaste el Amor de todos. Te dio un beso en la frente  y te dijo “pórtate bien” y Conga ladró asintiendo; después te volteaste hacia mí parándote en dos patas como diciendo “¡ya nos vamos A CASA amiga Mía!”… Ya tenías 7 años.

    Desde ese día nos cambiaste  la vida a mi Manada y a mí, con tu alegría, paciencia y Tolerancia… todo un equilibrio que siempre nos transmitías; también eso lo percibían las personas que te conocían pues te acariciaban y me preguntaban  acerca de ¿cómo eras? que te veías tan tranquila….

    En el fraccionamiento  donde ahora estamos juntas;  hay una Vitapista llena de vegetación y árboles. Nos hicimos el propósito de todos los días caminar en manada disfrutando y al mismo tiempo ejercitándonos. Esto servía para que hicieran sus necesidades fisiológicas y también para que cuidáramos nuestra salud. Sólo si llovía torrencialmente suspendíamos la actividad, pero procurábamos no faltar a nuestra caminata diaria.

    Y así, cada vez más convencida de que cuando llega un perro a nuestras vidas no es por casualidad, ellos son seres especiales que al integrarlos y amarlos se vuelven grandes Guardianes de la familia, y hasta nos ayudan a resolver asuntos emocionales y físicos, nos dan Paz y tranquilidad, claro que tenemos que corresponder con  la responsabilidad de lo que ellos representan y necesitan.

    Tantos gratos momentos que mis compañeras me dan, pues como todos los que amamos  a los animales decimos: pero si sólo les hace  falta hablar…

    A mí me parece increíble el que las personas no les gustan los animales y menos hacerse cargo de ellos, esto habla de  falta de Tolerancia, amor y responsabilidad por parte de ellos y más en estos tiempos en donde no se quieren compromisos.

    Cuando sabemos conectar las almas despertamos todas las virtudes que existen en estos animalitos, tan impresionante e increíble para muchos, quienes dicen que los animales no tienen alma no saben lo que dicen, porque con esta experiencia al lado de Conga no comparto esta idea, ya que sus miradas, su carácter y reacciones demuestran lo que hay en su interior…

    Un día, Conga se quedó mirando fijamente  a un punto invisible para mí, y desde esos momentos sé que su energía me cuida  más allá de lo que yo logro ver…

    Pasó el tiempo, Camila y Paloma partieron al cielo de los perritos y solo quedaron  Paquita y Tú, mis fieles y hermosas compañeras y amigas, siempre compartiéndonos energía y AMOR.

    Pero desgraciadamente el tiempo no pasa sin cobrar factura, la vejez llega y más para los perros quienes a los 16 años entran a una edad avanzada para ellos, ya que comparada  a la edad humana serían algo así como 99 años; así fue que  empezaste a mostrar estos síntomas, desde el pelaje negro en tu carita en el cual ya pintabas canas y tus piernas que mostraban dificultad para pararse y que esto aumentaba debido al clima tan húmedo de la ciudad…

    Y llego un Día en el  que  ya no te levantaste, un sentimiento de tristeza corrió por mi ser; inmediatamente fuiste atendida y diagnosticada con problemas de columna incorregibles y severos, por lo que después de 5 días sin moverte y ver tus ojitos tristes, decidí dormirte con todo el dolor de mi corazón…

    Sé que TÚ sólo transformaste Tu energía; Tú sigues aquí, en Tu bosque y Tu vita-pista del fraccionamiento, Tu espíritu siempre estará aquí y Tu corazón conmigo. Fue hermoso tenerte, me diste mucho amor, compañía y experiencias y para mí eso es la Vida, un cúmulo de enseñanzas, el saber que venimos  a aprender nos permite asimilar y disfrutar más las cosas…  y yo te disfruté tanto…  y tú a mí.

    Tan importante que es la convivencia, reconocer las diferencias que pueden existir, pero a pesar de eso practicar la empatía que nos haga más tolerantes con los demás seres vivos. Yo he escuchado historias de animalitos de diferentes especies que se llevan de maravilla como un perro y un perico que son amigos, donde el perico le grita  al perro para que corra y mientras juegan el perro se mete el perico a la boca sin lastimarlo y que al morir uno de ellos el otro lo siga a los pocos días por extrañarlo. O como la historia de un loro que antes de morir le dijera  a su dueña “se buena, te quiero”. También he vivido experiencias con mis mascotas. Yo tuve una Patita y una Gatita. Al empollar huevos la patita, cuando ésta salía  a comer, la gatita se metía y los mantenía calientes y cuando la gatita tuvo sus crías y salía  a comer, la patita se metía a cuidarlos, ¡uyyy! tantas virtudes que aprender el ser humano quien compara sus peleas y dice “como perros y gatos”, sin embargo como enseñamos a convivir a estos animalitos es como reaccionarán, si les enseñamos agresividad y los estresamos con nuestras vidas aceleradas, ellos actuarán igual… esto demuestra  que  como Seres humanos y siendo “lo más evolucionado del planeta” podemos y debemos Armonizar nuestras vidas y así conseguir el desarrollo de una mejor Sociedad que permita una MEJOR HUMANIDAD.

    En Fin… tantos recuerdos tan hermosos y ahora plasmados en esta bella historia narrada tan hermosamente. Aún debes recordar tu masajito que te daba mi Maestro de Yoga y los cariños de su Hija…

    “Conga eres un Alma evolucionada” la cual me da tanta alegría que cruzáramos miradas… y  que nos reconociéramos, En realidad fuiste un ángel que dios me envió a mi vida, pues tú me enseñaste a ser tranquila y a llenar mi corazón de PAZ Y MUCHO AMOR…

    Soy una mujer adulta y desde niña he tenido muchos ángeles caninos  en mi vida, pero TU fuiste en realidad muy especial. Me quedo con la satisfacción de haberte dado la vida que merecías siempre, llena de cuidados, un hogar, mucho amor, fuiste parte de mí y de mi familia, te ganaste el corazón de todo aquel que te conoció, con tu mirada tierna y tu andar bonachón con esa tranquilidad que se sentía cuando estabas cerca, tu energía siempre tan buena, quien estaba cerca de ti no se resistía a  acariciarte… TE AMO

    ¡¡GRACIAS CONGA!!

    * Avryl Castelán Martínez, con ya casi 12 años de edad, es la más joven de los colaboradores de “Los Políticos”. A través de sus cuentos y de su opinión, nos permite ver y conocer otra perspectiva de nuestra realidad, a veces tan empañada por tantos sucesos funestos. Avryl participó en el libro “Historias de niñas extraordinarias” editado con el apoyo del Instituto Municipal de las Mujeres de Xalapa.

    Facebooktwitter

    421total visits,1visits today

    Share the joy
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  
    •  

    Artículos Relacionados

    Hacer Comentario

    Specify Facebook App ID and Secret in Super Socializer > Social Login section in admin panel for Facebook Login to work

    Specify Twitter Consumer Key and Secret in Super Socializer > Social Login section in admin panel for Twitter Login to work

    Specify GooglePlus Client ID and Secret in Super Socializer > Social Login section in admin panel for GooglePlus Login to work

    Specify Instagram Client ID in Super Socializer > Social Login section in admin panel for Instagram Login to work

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.