Destacado

    Senador José Yunes Zorrilla 2

    Gabriel Arellano López

    Escenario
    El mensaje del senador Pepe Yunes al gobierno estatal es bastante claro: para aumentar impuestos, primero debe haber transparencia y rendición de cuentas, dos puntos muy opacos en la administración de Javier Duarte que ahora pretende incrementar su recaudación por pago de nómina, además de embargar participaciones fiscales para subsidiar con dinero público negocios que se antojan muy particulares con un empresario encarcelado por corrupto.

    El legislador dejó en claro que antes de aumentar las tasas de cualquier gravamen, debe hacerse un esfuerzo por eficientar el gasto público con medidas de austeridad y mediante una reingeniería administrativa.

    Un día antes, el viernes, en Coatzintla, señaló también que “la política debe ser siempre algo que une y que construye, y no un pretexto para el robo, la corrupción y la impunidad”.

    El discurso que trae por todo Veracruz el senador Yunes Zorrilla no es más que el reflejo del hartazgo de una sociedad que ha tenido que soportar durante la última década gobiernos saqueadores inmersos en un permanente proceso de institucionalización del bandidaje.

    En contraparte, la “riqueza” retórica mostrada por el gobernador Duarte el sábado pasado suena irónica cuando los veracruzanos nada han podido hacer para evitar el saqueo de las arcas públicas, un saqueo que no se detiene ni a 14 meses de que concluya el sexenio, sino al contrario, busca en recovecos como la ley de Tránsito, el gravamen a las nóminas y el abastecimiento de energía eléctrica, continuar con el llenado de bolsillos.

    El tema del embargo de participaciones federales para cerrar tratos que se niegan ante la sociedad despliega una pesada sombra de sospechosismo. El apellido Oderbrecht salta a la palestra, visto como socio de negocios que más que públicos parecen privados.

    Injustificable aunque explicable, por ejemplo, resulta entonces la entrega del sistema de agua del puerto de Veracruz a esa empresa, que ya empezó a sacar las uñas al regatearle derechos a los trabajadores. Luego encarecerá el vital líquido. Y todo, con la venia oficial.

    Con esto y mucho más, parece que los veracruzanos –sin ofender y excepción hecha de la cúpula oficial enriquecida- sí tenemos algunos “pelos de pendejo”, contrariamente a lo que sostiene el señor gobernador.

    LA VISIÓN DE LA POLÍTICA DE TOMÁS RUIZ

    Algo muy cierto que señaló Tomás Ruiz González en su mensaje del viernes pasado en Los Berros (al encabezar la guardia de la SIOP con motivo del mes patrio) es que precisamente el amor a la patria y a Veracruz se demuestra no con discursos sino con acciones concretas, con los resultados que se entregan, y sobre todo con el compromiso con la legalidad, la transparencia y la rendición de cuentas de los funcionarios.
    El titular de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas fue claro al señalar que hoy el reto es recuperar la confianza de la gente que no quiere que intereses particulares o visiones patrimonialistas en el ejercicio del poder distorsionen el sentido del genuino servicio público.

    Abundó Tomás que “por ello el reto es conservar la gobernabilidad democrática de Veracruz, dando los pasos necesarios para fortalecer nuestro entramado institucional, renovar el pacto social y estar en condiciones de iniciar un nuevo ciclo de crecimiento en lo económico, con responsabilidad y honorabilidad en lo político y justicia en lo social”.

    Sin duda, un gran mensaje, en el que se ve que Tomás Ruiz, además de ser un reconocido especialista en temas financieros y económicos, muestra una atendible y necesaria visión de la política y de lo que debe ser el servicio público. Funcionarios así son los que necesita Veracruz.

    JUAN NICOLAS, FORTALEZA

    Más allá de todo el ruido y las acciones que produjo la reforma educativa, en Veracruz el magisterio aglutinado en la sección 32 del SNTE muestra y demuestra a estas alturas que sigue unido y fortalecido. Y Juan Nicolás Callejas Arroyo es, sin duda, el gran factor que ha sabido mantener a salvo esta fuerza.

    El sábado anterior, en el puerto de Veracruz, se celebró el 19 aniversario del llamado Equipo Político, donde confluyen los liderazgos e intereses de los maestros pero, siempre, con sus derechos políticos a salvo, merced a la pluralidad ideológica que en su seno se practica y se respeta.

    En el acto, que contó con la presencia del gobernador Javier Duarte y del profesor Carlos Moreira, representante de la dirigencia nacional del SNTE, Callejas Arroyo expuso que “el magisterio veracruzano aceptó el reto de la evaluación y de la profesionalización, pero ello conlleva a que el Gobierno se comprometa a mejorar la infraestructura educativa, pues de nada nos sirve un maestro profesional, si las aulas se nos caen”.

    Y también precisó que “el magisterio veracruzano sostiene la misma ideología que su organización nacional y se prepara día con día para ser los profesores que la población requiere: Se equivocaron quienes aseguraron que con la Reforma Educativa se perderían las conquistas magisteriales; hoy todo es distinto y mejor”.

    Callejas Arroyo reiteró que en el Equipo Político confluyen personas que militan en distintos partidos, pero que unidos no hay siglas, sino una lucha por buscar mejores condiciones para el magisterio y para la educación en el Estado”.

    En su intervención, luego de felicitar a los profesores por el 19 aniversario de su agrupación, el mandatario Javier Duarte anunció que a más tardar en la primera quincena de octubre el gobierno pagará los adeudos al magisterio, derivados de la clave RZ y la Carrera Magisterial.

    Facebooktwitter

    Artículos Relacionados

    Hacer Comentario

    Or

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.